La revista digital de la gente que hace cine
 
Artículos
Películas
Entrevistas
Festivales
Especiales CHC
Cortometrajes
Calendario de estrenos
Galerías de fotos
Libros
DVD
Discos BSO

Buscar
Tablón de anuncios
Directorios
Enlaces recomendados
Alianzas
Patrocine CHC
Quiénes somos

La Colección CHC
Capítulos descargables
En preparación
Erratas de los libros

 
   Películas


¿Es posible hacer una película con 6.000 euros?
03/07/2003 - chc

El 8 de agosto se estrena en España "La fiesta", una comedia hecha con 1.000.000 de pesetas, escrita y dirigida por Manuel Sanabria y Carlos Villaverde.

Argumento

Tres jóvenes comparten piso en Madrid: Javi, Chemita (amigos desde niños) y Luna (la prima de Chemita). Un fin de semana deciden hacer una fiesta, y enseguida se apuntan Carmelo, el novio de Luna (un garrulo de libro) y Tripi, ex compañero de piso de Chemita y Javi. Lo que ninguno adivina es que ese fin de semana les sucederán un montón de cosas y nada volverá a ser como antes. Tres días llenos de enredos y locura que, inesperadamente, llevarán un poco de sensatez a sus vidas.

Cómo hacer un largometraje con un millón de pesetas y no acabar en la cárcel

En una 'industria' cinematográfica como la de nuestro país, en la que el presupuesto medio de un largometraje ronda el millón y medio de euros, y el de un cortometraje de diez minutos los treinta mil, es prácticamente impensable el producir un largometraje de factura técnica impecable con menos de seis mil euros (es decir, menos de un millón de pesetas). En el mes de julio de 2001, y tras año y medio de escritura de guión y preproducción, dicho proyecto comenzaba a grabarse y su rodaje se extendería durante tres semanas. El título de la película: "La fiesta".

Sus creadores

La idea de este proyecto surgió de la mente de dos jóvenes, Manuel Sanabria y Carlos "Pocho" Villaverde, quienes por aquel entonces terminaban su diplomatura en producción de cine. Ambos tenían el convencimiento de que era posible el aprovechar todos los avances tecnológicos que la tecnología digital había aportado al mundo del vídeo, tanto en su captura como en su posterior tratamiento y montaje, para con unos escasos medios sacar adelante un largometraje de calidad.

Tanto Manuel Sanabria (Madrid, 1975) como Carlos Villaverde (Leicester, 1975) tenían experiencia en el mundo de la televisión y del cine.

Manuel Sanabria comenzó trabajando de guionista para series de Televisión Española y había participado en labores de producción para varios cortometrajes. En su curriculum se encuentra también el guión y la dirección de los cortometrajes "Los anillos de Saturno" y "¿Te acuerdas de mí?", con el que logró el Premio 2001 de Letras Jóvenes.

Por su parte, Carlos Villaverde había trabajado para producciones británicas y en infinidad de cortometrajes en 35 mm., tanto en el equipo de cámara como en dirección.

El objetivo

Sus autores tenían muy claro desde un principio lo que buscaban: una comedia juvenil, desenfadada, pero no por ello hueca o estúpida. Jugando principalmente con los diálogos y las situaciones cómicas, "La fiesta" es una mezcla de comedias juveniles de los años 80 en la línea de "Desmadre a la americana" o "Porky's" con el cine independiente de Kevin Smith, principalmente "Clerks", y esa unión de diálogos ingeniosos y personajes rozando el absurdo.

En definitiva, "La fiesta" es una comedia que habla sobre los jóvenes en un tono agridulce, teniendo siempre presente la sonrisa que busca de una forma clara y directa la complicidad con el público.

Las dificultades del proyecto

Lógicamente, las dificultades principales que surgieron tanto antes como durante y tras el rodaje fueron debidas a la escasez de presupuesto. Esto condicionó no sólo el rodaje y montaje de la obra sino también la escritura del guión.
Los autores, conscientes del poco dinero del que disponían, se vieron obligados a ingeniárselas para economizar las acciones que transcurren en la trama: "...limitar decorados, suprimir exteriores complicados, aprovechar al máximo los diálogos, escribir siendo conscientes del reparto y la figuración a la cual podíamos acceder... Hay gente que piensa que disponer de un presupuesto reducido supone la escasez de efectos especiales, pero no es sólo eso, sino que en nuestro caso sabíamos que el hecho de trasladarnos a una localización absorbía gran parte de nuestro presupuesto..."
Finalmente, y tras cerca de 10 meses de escritura de guión y ocho versiones distintas del mismo, comenzó la preproducción.

Lo principal fue conseguir el equipo técnico adecuado. Para ello contactaron con profesionales con los que habían trabajado en otros rodajes. Así, y tras lograr que el equipo se involucrase de forma total en la película, lograron un equipo técnico cuya media de edad no superaba los 24 años.

El siguiente problema fue la elección de los actores. Desde un comienzo se optó por buscar rostros desconocidos, idea además bastante más factible que contratar a actores consagrados (los desconocidos no cobran).
Se convocaron pruebas de casting, publicitándolas tanto en la Unión de Actores como en las principales escuelas de interpretación de Madrid. El resultado de dichas pruebas, a las que se presentaron más de 400 aspirantes, fue una reducida selección de jóvenes de entre 20 a 30 años. Los elegidos fueron los encargados de interpretar los seis personajes protagonistas de la película y sus más de 20 personajes secundarios.
Para la mayoría de ellos, "La fiesta" supone su salto al mundo del largometraje ya que su trayectoria profesional se centra en el teatro, cortometrajes o televisión. Es el caso de César Camino, protagonista del cortometraje ganador de un Goya "Siete cafés por semana", Alexandra Jiménez quien ha participado para series como "Periodistas", "Policías" o "Compañeros" o David García Palencia, protagonista del filme de próximo estreno, "The Mix", ópera prima de Pedro Lazaga y Víctor Serrano.

El rodaje y la posproducción

El rodaje se extendió durante tres semanas en Madrid, casi todo en interiores. Como base de operaciones se alquiló un piso en el centro donde se rodó el 80 % de la película y que durante esos días se convirtió en una especie de comuna para el equipo técnico compuesto por unos treinta jóvenes. La escasez de capital hizo que los medios se supliesen con ingenio. Así los travellings están hechos con una silla de ruedas.
Tras el rodaje, el montaje y la posproducción de imagen y sonido se llevaron a cabo en la propia casa de los directores. Todo este proceso se extendió durante cinco meses, ya que una vez más la falta de medios provocó que todos los procesos se desarrollaran con un equipo informático muy inferior a lo que generalmente se emplea para este tipo de trabajos.
Se dio vital importancia a lograr un acabado adecuado para que tanto sonido como imagen gozasen de una calidad impecable, resultado con el cual los directores están muy contentos: "...tanto la imagen como el sonido de la película es superior no sólo a cualquier película grabada en digital en nuestro país, sino a muchas rodadas en 35 mm".

La posproducción

En enero de 2002 "La fiesta" estaba terminada... ¿y ahora qué? Siempre en formato de vídeo, la película circuló por varios festivales donde tenía muy buena acogida, carcajadas en la sala, palmadas en la espalda y ahí parecía acabar la historia. Fue entonces cuando entraron en escena Marta García León y José Manuel Garasino que vieron las posibilidades comerciales de la película y sobre todo su frescura y honestidad, complementadas con un talento excepcional a la hora de resolver situaciones y crear gags visuales y verbales.
Se decidió remontar nuevamente la película, volver a grabar algunas secuencias y agregar nuevos fragmentos. Garasino aportó el dinero necesario y su experiencia como productor asociado en Lolafilms para conducir y coordinar este "renacer" de la película. Tras seis semanas de Avid y un mes de sonorización la película era la misma pero otra. Había crecido, madurado. Se había acortado el metraje, consiguiendo así que la historia fluyese mejor y se había aumentado sustancialmente la calidad en aspectos técnicos como la imagen o la sintaxis narrativa. Es entonces cuando la abogada y productora Marta García León movía hilos y ponía a la película en el circuito de la industria. Se consiguió un arreglo con Warner Music y los derechos para la cesión de 34 canciones de pop español (con artistas como "Los Secretos", "Danza Invisible", "Mojinos Escozíos", "Antonio Vega", "Carlos Jean", "Deluxe") en unas condiciones inmejorables y probablemente irrepetibles.

Pero sobre todo lo que supone la coronación de los esfuerzos de Manu Sanabria y Pocho Villaverde es la entrada de Buena Vista International en la producción y distribución.
La película llegó a las oficinas de Buena Vista International (BVI) en España en forma de casette de vídeo, después de haber pasado por las productoras y distribuidoras más conocidas del país con una fría acogida en el mejor de los casos. En Buena Vista International vieron la cinta y decidieron apostar firmemente por la película cuando las esperanzas estaban casi perdidas.
En tan sólo 15 días BVI –The Walt Disney Company- financió el paso a 35 mm y la distribución en salas, involucrándose de forma muy activa y entusiasta en la finalización de la película. Al igual que la compañía de discos, y que otras muchas personas, habían sido seducidos por el encanto de una película pequeña y modesta pero llena de frescura y vitalidad. La fiesta ha nacido y este verano todos están invitados.

Javi, Chemita, Tripi, Luna y sus amigos nunca podrán olvidar aquél fin de semana... y seguro que vosotros tampoco.

Ficha artística

Javi
Raúl Prieto
Tripi
César Camino
Chemita
Juanjo Rodríguez
Luna
Norma Ruíz
Carmelo
David García Palencia
Trini
Alexandra Jiménez

Ficha técnica

Producción ejecutiva
José Manuel Garasino, Marta García León, Álvaro Zapata
Guión y dirección
Manuel Sanabria y Carlos Villaverde
Delegado de producción BVI
Nacho Simón
Dirección de fotografía
Martín Sapia
Montaje
José Delpeón y Echedey Izquierdo
Sonido
David Mantecón e Iván Vázquez
Dirección de producción
Enrique Cantabrana

Datos de interés

Productora: SLOTH Producciones
Presupuesto: 6.000 €
Año de producción: 2002
Semanas de rodaje: 3
Género: Comedia
Duración: 103 minutos
Formato: Mini DV / 35 mm
Localizaciones: Madrid
Distribuida por: Buena Vista International




Imprime este artículo


 


Inicio | Boletín | Contacto | En la prensa | Aviso legal | Privacidad
© 2002 - 2005 Cómo hacer cine S.L. Prohibida la distribución y la difusión de todo o parte de los
contenidos de Cómo hacer cine, sin previo y expreso consentimiento de Cómo hacer cine S.L.

Desarrollado por CHC Servicios