Hollywood en español   Sept06- 120x60
Artículos
Entrevistas
Flashes
Infantil
Películas
Se rueda
Galerías de fotos
Colección de imágenes






 
Películas
'Las crónicas de Narnia: el león, la bruja y el armario', de Andrew Adamson
 
Sitio oficial
Galería de fotos
Banda sonora
 
"Las crónicas de Narnia: el león, la bruja y el armario", de Andrew Adamson
30/11/2005 - chc

Cuatro hermanos descubren un nuevo mundo luego de traspasar un armario.

Estreno en España: 7 de diciembre.

Sinopsis
Una de las aventuras fantásticas más famosas del siglo XX, una historia atemporal repleta de imaginación en estado puro, da por fin el salto a la gran pantalla en una adaptación sorprendentemente realista y meticulosa de la obra maestra de C.S. Lewis. Tras varios años de trabajo, esta supone la primera adaptación cinematográfica de un impresionante clásico que ha vendido más de 100 millones de ejemplares en todo el mundo.

Walt Disney Pictures y Walden Media presentan "Las crónicas de Narnia: el león, la bruja y el armario", donde cuatro jóvenes aventureros que juegan al escondite en la casa de campo de un anciano profesor tropiezan por casualidad con un armario encantado que les conducirá hasta lugares que jamás habrían soñado. Al cruzar el umbral del armario, abandonan el Londres de la Segunda Guerra Mundial y se meten de lleno en un espectacular universo paralelo conocido como Narnia, un reino encantado, de mágicas proporciones, en el que los animales del bosque son capaces de hablar y las criaturas mitológicas vagan por las colinas.

Sin embargo, Narnia ha caído bajo el helador hechizo de una bruja malvada, conocida como la Bruja Blanca, que ha condenado a estas tierras a un invierno sin fin. Ahora, ayudados por el paladín legítimo de Narnia, el sabio y místico león Aslan, los cuatro hermanos Pevensie descubrirán su propia fuerza y conducirán a Narnia en una espectacular batalla para liberar por siempre a sus habitantes de la glacial esclavitud de la Bruja Tratando temas universales como el del bien y el mal, y el del poder de la familia, el valor y la esperanza en los momentos más difíciles, 'El león, la bruja y el armario' es una fábula clásica con vigencia en nuestros tiempos.

Tras varios años de trabajo, el director Andrew Adamson ha recreado meticulosamente la visión de C.S. Lewis sobre Narnia en 'El león, la bruja y el armario'. Esta cinta supone el debut del neozelandés Adamson como director de películas de acción real, que anteriormente se había encargado de dar a conocer entre el gran público al adorable ogro verde protagonista de "Shrek" (ganadora de un Oscar) y "Shrek 2". Adamson es capaz de transmitir en la película su pasión por la historia de Lewis; una pasión que se remonta a su más tierna infancia y que ahora se ha encontrado con extraordinarios avances tecnológicos para plasmarla en una película.

Sin margen para la decepción
La grandiosa visión del director de Narnia ha cobrado forma gracias a la combinación de actuaciones reales con las técnicas fotográficas más innovadoras de imágenes generadas por ordenador, sin olvidar las tecnologías más punteras en cuanto a animación, caracterización y prótesis, gracias a las cuales se han podido recrear los maravillosos mundos y personajes que Lewis forjó como algo muy cercano a nuestra realidad.

Adamson lo cuenta: "'El león, la bruja y el armario' ha hecho volar la imaginación de millones de jóvenes y les ha llevado hasta un mundo de fantasía. Uno de mis grandes retos como realizador ha sido recrear esos mundos sin defraudar a sus seguidores e incluso superar sus expectativas y transportar a los espectadores a otro tiempo y lugar. Esta película no podía haberse rodado hace cinco años. Hace cinco años no hubiésemos podido crear un león tan real como Aslan, ni hubiésemos podido unir las patas de un animal a un tronco humano sin que se notase, como hemos hecho con los centauros y los minotauros. Era el momento perfecto para rodar la historia".

Adamson co-escribió el guión en colaboración con la ganadora del Emmy Ann Peacock ("A Lesson Before Dying") y los también ganadores del Premio Emmy Christopher Markus y Stephen McFeely ("The Life and Death of Peter Sellers"). La película ha contado con la producción del ganador del Premio de la Academia Mark Johnson ("Rain Man", "Bugsy", "The Notebook") y de Philip Steuer ("El Álamo", "El principiante"). La producción ejecutiva corre a cargo de Adamson y Perry Moore, y el hijastro de C.S. Lewis, Douglas Gresham, se ha encargado de la coproducción.

La gran protagonista de la película es Tilda Swinton, que interpreta a Jadis, la poderosa Bruja Blanca que sume a Narnia en un invierno helado de guerra y discordia. Un cuarteto de jóvenes talentos da vida a los hermanos Pevensie, que deciden emprender este apasionante viaje a través del armario: la debutante Georgie Henley interpreta a Lucy, que además de ser la más joven de los hermanos es la primera en penetrar en el mundo mágico de Narnia.

Skandar Keynes es Edmund, que cae bajo el fascinante hechizo de la Bruja Blanca. La adolescente Anna Popplewell da vida a Susan, la pragmática hermana que se mantiene escéptica con respecto a Narnia; y William Moseley interpreta a Peter, el hermano mayor, que se convierte en el líder de sus aventuras.

A través de la puerta del armario
En 1950, el catedrático, crítico y escritor C.S. Lewis publicó 'El león, la bruja y el armario', la primera entrega de una serie de siete volúmenes recogidos bajo el título de 'Las crónicas de Narnia', originando una leyenda moderna. Gran aficionado a lo que él solía denominar "historias de hadas", Lewis decidió escribir una serie de cuentos fantásticos para niños, aunque con el tiempo, su creación alcanzó un volumen y una popularidad insospechados hasta por él mismo.

Niños y adultos cayeron rendidos ante la magia de esta apasionante aventura ambientada durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, transportando a los lectores a un universo encantado de criaturas mitológicas envueltas en una batalla épica entre el bien y el mal. Por su parte, los críticos quedaron impresionados ante la sorprendente capacidad de Lewis para crear un mundo imaginario perfectamente creíble, con su propia historia, geografía, cultura y mitos, capaces de reflejar las luchas, esperanzas y dilemas morales de nuestro propio mundo.

'El león, la bruja y el armario' dejó una huella profunda en sus lectores, cuyo número fue creciendo de manera imparable por todo el planeta, convirtiéndose en un éxito mundial. La saga completa de "Las crónicas de Narnia", que también incluye El príncipe Caspian, La travesía del viajero del alba, La silla de plata, El caballo y el muchacho, El sobrino del mago y La última batalla,- ha vendido más de 85.000.000 de ejemplares en todo el mundo y se ha traducido a 29 idiomas, convirtiéndose en la segunda saga de libros más popular de todos los tiempos por detrás de las aventuras de Harry Potter, de J.K. Rowling. De hecho, Rowling ha comentado en varias ocasiones que el Narnia de C.S. Lewis ha sido una de sus grandes fuentes de inspiración a la hora de crear sus famosas y mágicas aventuras.

Desde el principio, C.S. Lewis tuvo claro que quería que la maravillosa experiencia de Narnia estuviese al alcance de todo el mundo, independientemente de su edad o clase social. El co-productor de la película e hijastro de Lewis, Douglas Gresham, que fue criado por Lewis y está estrechamente ligado a su obra, lo cuenta: "C.S. Lewis tenía una teoría acerca la literatura infantil, y era que si un libro merecía la pena a los cinco años, tenía que seguir mereciéndola a los cincuenta. Por ese motivo, "Las crónicas de Narnia" fue concebido como un libro para leer a los niños, como un libro que fuera leído por niños y también por adultos, que pudieran disfrutarlo en el ocaso de sus vidas".

Junto con otras grandes historias, como es el caso de "El señor de los anillos", escrita por J.R.R. Tolkien, gran amigo y contemporáneo de Lewis, 'El león, la bruja y el armario' se ha convertido en la fábula del siglo XX por excelencia. Se trata de una de esas aventuras atemporales que fascina por igual a niños y mayores, así como a los más sabios eruditos, fascinados por sus metáforas y alegorías espirituales. La historia ha sido representada en los escenarios, fue grabada como serie para la televisión británica, se convirtió en una película animada y se creó una versión para la BBC rodada casi en su totalidad con marionetas.

Pero hasta la fecha nadie se había atrevido a llevar la obra de Lewis a la gran pantalla, con actores y decorados reales, posiblemente, porque la responsabilidad era enorme. Hemos tenido que esperar hasta ahora, cuando la tecnología ha permitido recrear la tierra de Narnia y plasmar la imaginación de Lewis, todo ello dotado con la máxima realidad que el director Andrew Adamson ha querido aportar a la historia.

El hijastro de C.S. Lewis, Douglas Gresham, director artístico y creativo del legado de Lewis y de C.S. Lewis Company, siempre supo que algún día se rodaría la película de la obra maestra de Lewis. Ha luchado tanto por hacer realidad su sueño de llevar a la gran pantalla la historia, que Lewis se hubiera sentido más que agradecido. "Llevo casi veinticinco años tratando de sacar adelante el proyecto cinematográfico de 'El león, la bruja y el armario'", apunta Gresham. Pero el proyecto no comenzó a cobrar forma hasta que Gresham se puso en contacto con Walden Media.

"Cuando era niño, mi libro preferido era 'El león, la bruja y el armario', como el de otra mucha gente", comenta el productor ejecutivo Perry Moore, que por aquel entonces trabajaba como ejecutivo de Walden Media. "Siempre pensé que era el proyecto perfecto para Walden".

Desde el comienzo, todo el personal de Walden y posteriormente el de Disney, tuvo claro que era imprescindible salvaguardar el espíritu de la historia de C.S. Lewis, sin añadir nuevos giros a una historia que ha sido fuente de inspiración generación tras generación. "Desde el primer día que nos sentamos a negociar con sus sucesores y les aseguramos que íbamos a realizar una adaptación absolutamente fiel", explica Cary Granat, de Walden Media. "Perry, yo, y sobre todo Phil Anschutz (fundador de Walden Media) nos encomendamos en cuerpo y alma a este proyecto. No queríamos realizar una adaptación moderna de la obra, sino honrar a un clásico de todos los tiempos".

Gresham, para quien llevar a la gran pantalla la obra de su padrastro, ha sido todo un reto personal, nos lo resume: "La historia de 'El león, la bruja y el armario' es tan auténtica, tan sincera y tan franca, que sentíamos que cuanto menos la modificásemos, mejor película haríamos. Lo primero y más importante era rodearse de la gente adecuada. Encontrar a Andrew Adamson y convencerle para dirigir el proyecto fue fundamental".

Los exploradores de Narnia: la familia Pevensie
En el corazón de 'El león, la bruja y el armario' se encuentra un sinfín de maravillosos personajes y criaturas nacidas de la imaginación de C.S. Lewis: desde los cuatro niños que son transportados del Londres de la Segunda Guerra Mundial a la tierra de Narnia, a la increíble mezcolanza de criaturas mitológicas como centauros, gigantes, sátiros, enanos, minotauros y animales parlanchines que se encuentran en este viaje que cambiará sus vidas.

Para los realizadores el aspecto humano de la película era fundamental: los cuatro hermanos Pevensie están acompañados por el público cuando descubren que la vieja puerta del armario es un portal que conduce directamente a una tierra absolutamente única. Cuando dio comienzo el casting, los realizadores tenían clara una cosa: era imprescindible que los niños fueran tan completa y visceralmente reales como Narnia era fantástica.

El productor ejecutivo Perry Moore explica qué pautas siguieron para elegir a los chavales: "Lo que hace de esta historia algo único es que se trata de personas reales. Cuando uno piensa en Narnia, le vienen a la cabeza criaturas, efectos especiales y tierras de ensueño. Pero todo ello se cimienta sobre la realidad de una familia de carne y hueso. Hay muchos niños actores en Hollywood, ¡pero si hay algo que teníamos claro es que queríamos niños auténticos!"

Los realizadores contrataron los servicios de la veterana directora de casting Pippa Hall y ahí comenzó una búsqueda que duró dos años. Hall visitó infinidad de colegios, clubes juveniles y grupos de teatro a lo ancho y largo de Inglaterra, entrevistando a más de 2.000 niños. "Iba con la cámara de vídeo a todos lados, sentaba a los muchachos en una silla y les pedía que me hablaran sobre ellos, cuáles eran sus libros preferidos, que películas les gustaban", recuerda Hall. "Luego le mandaba las cintas a Andrew y él las veía todas. Así es como elegimos a los hermanos Pevensie”.

Peter Pevensie
El mayor de los hermanos Pevensie es Peter, que abandona Londres como un niño y acaba convirtiéndose en un líder valiente y maduro que lucha en pro de la fuerzas del bien de Narnia. Para dar vida Peter, Pippa Hall siempre tuvo en mente a William Moseley, un joven de 18 años que debuta en el mundo del cine con esta película. Hall conoció a Moseley hace siete años y siempre tuvo su nombre en mente. "La historia de William es como la de un cuento de hadas", cuenta Hall.

"Conocí a William cuando tenía once años, cuando estaba realizando un casting para otra película en Gloustershire, cerca de su casa. Era demasiado mayor para el papel, pero siempre pensé que era un muchacho extraordinario, que tenía algo especial. En cuanto leí el guión, supe enseguida que William sería el Peter perfecto".

Al tener aproximadamente la misma edad que su personaje, a Moseley no le costó mucho familiarizarse con la transformación que sufre Peter durante el transcurso de sus aventuras en Narnia. "Para simplificar, podría decirse que cuando Peter se adentra en el armario no es más que un niño. Pero cuando Peter sale del armario, al acabar la historia, es un hombre", comenta el adolescente. "En cuanto a mí, creo que también me he hecho un hombre durante el rodaje de la película. Al igual que Peter, soy el mayor de mi familia. Al igual que Peter, me gusta luchar por lo que es correcto, por lo que es justo. Creo que nos han elegido para interpretar estos papeles porque nos parecemos a los personajes que tenemos que representar".

"Lo que me ha impresionado de William es que se ha convertido en todo un hombre durante el rodaje de la película", apunta Adamson. “He visto cómo William se ha transformado de niño a hombre, se ha convertido en un luchador de carne y hueso, al igual que Peter Pevensie en Narnia".

Susan Pevensie
Para el papel de Susan, la guapa y sensata hermana mayor que trata de hacerse cargo de sus hermanos en su viaje por Narnia, los realizadores se decantaron por la actriz londinense Anna Popplewell (la que más experiencia tenía de los cuatros actores elegidos para interpretar a los hermanos). Entre sus créditos cinematográficos se incluyen "La joven de la perla", "Mansfield Park" y "El pequeño vampiro". Popplewell fue una de las primeras actrices en ser grabadas por la directora de casting, Hall, y no tardó en llamar la atención del co-productor Douglas Gresham. "Vi a varias candidatas e inmediatamente decidí que Anna debía interpretar a Susan", afirma. "No sólo es guapa, además tiene muchísimo talento y supo aportar un toque original al personaje".

"En muchos sentidos, el papel de Susan, interpretado por Anna Popplewell, era el más duro de los cuatro", comenta el productor Mark Johnson. "Su personaje tenía que ser sensato y sensible, pero Anna supo aportarle un toque dinámico, de tal manera que permite al público sentir y comprender el peligro que acecha a los cuatro hermanos en Narnia. La actuación de Anna era tan buena que decidimos darle más protagonismo a Susan. Le dimos más escenas y más diálogo. Ana consiguió que su personaje se convirtiera en una parte esencial de la aventura". Popplewell, que acababa de cumplir 17 años, tenía muy claro que Susan vive una fortísima experiencia emocional en Narnia. "Cada uno de los personajes de 'El león, la bruja y el armario' emprende su propio viaje personal, y Susan no iba a ser menos", comenta la joven actriz. "Al igual que Peter, siente la obligación de cuidar a sus dos hermanos pequeños y eso la ha hecho madurar muy rápido... Le han encasquetado un gran responsabilidad".

Y prosigue: "cuando llega a Narnia, piensa que es demasiado madura como para creer en una cosa así. Pero gracias a esta aventura irá abriendo su mente a la idea de habitar en estas mágicas tierras. Al final, todo cambia a mejor y deja de darle miedo ser una niña. Para ella es un gran viaje".

Edmund Pevensie
El joven Edmund es el más travieso y revoltoso de los hermanos Pevensie. Una vez en Narnia, sentirá la peligrosa tentación de unirse a las fuerzas de la Bruja Blanca. Los realizadores se esforzaron mucho por dar con el muchacho adecuado para retratar a este pequeño granuja que aprende a hacer el bien, y no dieron con él hasta el último momento, cuando conocieron a Skandar Keynes.

"Edmund es con toda probabilidad el personaje más desarrollado del libro, por eso, al tener tan claro lo que buscábamos, fue también el más difícil de encontrar", asegura Adamson. "Cuando conocimos a Skandar nos pareció un muchacho brillante, divertido, enérgico, vital y muy travieso. Sus ojos son maravillosamente oscuros y es capaz de ser un trasto y un encanto al mismo tiempo. Esas eran las características que debía tener el personaje de Edmund: tenía que inspirar oscuridad y ternura al mismo tiempo".

Procedente de una familia londinense descendiente de Charles Darwin, e hijo del escritor Randall Keynes, Skandar impresionó a todos por su perspicacia e inteligencia. Ahora tiene catorce años, pero leyó por primera vez 'El león, la bruja y el armario' con ocho años. Desde entonces, siente una conexión especial con el personaje de Edmund. "De todos los personajes me quedo con el mío. Creo que es el mejor personaje con diferencia", comenta el joven actor con su característica bravuconería. "Desde luego, se parece mucho a mí. Es el tirano de su familia, como yo, y sí, sucumbe a la tentación con demasiada facilidad. Edmund es la oveja negra de la familia, siempre está chinchando a Lucy. Pero al final, Narnia le hace mejor persona. Sufre un cambio radical y empieza a apreciar a su familia. Esta aventura le convierte en mejor persona".

Lucy Pevensie
El cuarteto de hermanos se completa con Georgie Henley, de diez años, que interpreta a Lucy Pevensie, la más joven de los hermanos Pevensie y también la más optimista, sincera y valiente de todos ellos. Adamson considera que este personaje es uno de los más importantes de la historia. "Lucy es el corazón puro del libro. Es la primera en entrar en Narnia, la que tiene que luchar contra la incredulidad de sus hermanos y la única que tiene el coraje y la energía suficientes como para seguir creyendo en ella misma", afirma. "Georgie Henley representa todo eso. Desde que la vi por primera vez en la cinta, supe que era Lucy; a pesar de ser su primera prueba sonaba tan auténtica..."

Pippa Hall descubrió a Henley en su visita a un colegio de Yorkshire. A pesar de no tener experiencia como actriz, Henley poseía algo mucho más importante: se trataba de una niña increíblemente inteligente, muy expresiva, y lo más importante de todo, una gran amante de los libros. Poco después, se convirtió en la gran sorpresa del plató. "Aportó su propio toque de originalidad al personaje y eso nos hizo ver el diálogo de distinta manera, como no lo hubiésemos imaginado nunca", comenta el productor Mark Johnson.

Al igual que los otros niños, Georgie no tardó en encontrar similitudes entre ella y su personaje. "Lucy se parece a mí en algunas cosas, por eso no me costó mucho meterme en el personaje", cuenta la joven actriz. "Lucy es la más pequeña de los hermanos Pevensie y al principio nadie tiene en cuenta sus opiniones. Al abrir el armario descubre un mundo nuevo y siente que tiene algo que hacer ahí dentro".

Una vez elegidos los actores, la siguiente misión de Adamson consistía en hacer de ellos una familia estrechamente unida. "Quería crear una fuerte dinámica familiar, pero en ningún momento pensé que iba a salir tan bien", apunta. "Creo que hubo tan buena química entre ellos porque estaban lejos de sus hogares y buscaron el apoyo los unos en los otros. También influyó mucho su personalidad. Fue algo mágico ya que durante la producción llegaron a parecer hermanos de verdad". Para ayudar a los niños a mantener el ritmo de la historia, Adamson decidió rodar 'El león, la bruja y el armario' en orden cronológico, de tal manera que con cada escena iban profundizando cada vez más en sus personajes y en el descubrimiento de Narnia.

La familia Pevensie se completa con la matriarca de la familia, interpretada por la actriz neozelandesa Judy McIntosh. Ella es la que toma la terrible decisión de enviar a sus cuatro hijos fuera durante los terribles bombardeos que asolaron la ciudad de Londres. Para McIntosh, madre de tres hijos, se trata de un papel pequeño pero conmovedor, fundamental para calibrar el impacto de la historia. "La Sra. Pevensie representa la terrible situación que vivieron los evacuados británicos durante la Guerra", apunta la actriz. "Creo que gracias a ella la película tiene un punto de partida que contiene un gran impacto emocional. Cuando se despide de sus hijos en la estación de tren, les dice que sean responsables y que tomen decisiones adultas, como si las tomara ella".

Antes de que Adamson dejara entrar a su familia cinematográfica en el mágico mundo de Narnia, seleccionó otros dos personajes para la película de la Inglaterra de la guerra: la veterana actriz neozelandesa Elizabeth Hawthorne que hace el papel de la Sra. MacReady, la severa ama de llaves de la mansión del profesor donde llevan evacuados a los niños; el ganador de un Oscar al Mejor Actor Secundario, Jim Broadbent ("Iris", "Moulin Rouge!", "Gansters de Nueva York"); y el Profesor Kirke, en cuya casa se encuentra el armario mágico. Con los elementos humanos de la película en su lugar, ya podían entrar en el mágico mundo de Narnia.

Filmografía del director
"Shrek 2" (2004)
"Shrek" (2001)
"Shrek in the Swamp Karaoke Dance Party" (2001)




Ficha técnica

Estados Unidos - 2005
Título original: The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and the Wardrobe
Dirección: Andrew Adamson
Productora: Walt Disney Pictures, Walden Media, Lamp Post Productions Ltd.
Productor: Mark Johnson, Philip Steuer
Guionista: Ann Peacock, Andrew Adamson, Christopher Markus, Stephen McFeely
Dirección artística: Jules Cook, Ian Gracie, Karen Murphy, Jeffrey Thorp
Vestuario: Isis Mussenden
Maquillaje: Paige Badenoch
Peluquería: Mark Boley
Música: Harry Gregson-Williams


Ficha artística

Georgie Henley (Lucy Pevensie), William Moseley (Peter Pevensie), Skandar Keynes (Edmund Pevensie), Anna Popplewell (Susan Pevensie), Tilda Swinton (Jadis, the White Witch)



 


Boletín | Contacto
© 2002 - 2005 Cómo hacer cine